¿Qué es el Black Hat SEO y por qué no es conveniente engañar a Google?

black hat seoResulta curioso que si preguntáramos a las empresas sobre qué es el Black hat SEO pocas sabrían decirnos lo que es. Y sin embargo, todos los días despertamos con nuevas noticias de Google hablando de penalizaciones “de manual” a empresas, que han intentado diseñar técnicas de posicionamiento web poco adecuadas y más conocidas como Black Hat SEO.

Por entendernos, se denominan técnicas de Black Hat SEO o “Posicionamiento malo” a aquellas que intentan conseguir un repunte de visitas o enlaces en muy poco tiempo, a través de técnicas que Google entiende como fraudulentas. Lo cierto es que a Google es muy difícil engañarle por lo que en el mismo poco tiempo que conseguimos resultados, conseguimos una penalización de Google que realmente, hace más daño que otra cosa.

Qué es el Black Hat SEO y tipos de penalizaciones de Google

El Back HAt SEO consiste en intentar aprovechar deficiencias o bugs de los buscadores para intentar un posicionamiento “ilícito” que nos garantice más visibilidad en los buscadores.

Matizar antes de nada para que no cunda el pánico, que es muy difícil caer en penalizaciones de Google, por lo que si hacemos las cosas de forma correcta, nunca caeremos en una de ellas. Cualquier buen profesional SEO lo sabe y actúa en consecuencia, trabajando una línea homogénea y de calidad que garantice los buenos resultados en el medio largo plazo.

Cómo saber si has caído en una penalización

Lo primero que tienes que saber es que Google nunca te va a avisar de si has caído en una penalización, por lo que tú o la Agencia de Publicidad y Marketing Online que te lleve el posicionamiento tendréis que estar atentos a:

  • Bajadas drásticas del tráfico a tu sitio web a partir de un día concreto
  • El sitio web pierde visibilidad para una o varias palabras clave concretas sobre las que se trabajaba
  • Es posible (en los casos más extremos), que determinadas páginas desparezcan de los buscadores.
  • En el caso más extremo (aquí, tu gente te ha metido en una penalización, no te quieras engañar), tu dominio puede dejar de aparecer en los buscadores, queda totalmente desindexado.

No te engañes. Si has caído en una penalización es porque con toda seguridad, el profesional SEO con el que trabajas no es tan profesional o desconoce la normativa de Google o la ha infringido a idea.

penalizaciones en google

Tipos de penalizaciones en posicionamiento

Dentro del Black Hat SEO, existen dos tipos de penalizaciones según indican las directrices de Google.

  • Penalizaciones automáticas o de algoritmo. Cuando el algoritmo de posicionamiento de Google detecta algún incumplimiento de la normativa, por defecto aplica la penalización correspondiente en función de la gravedad de la falta.
  • Penalizaciones manuales. Sin duda las más importantes y graves. Tienen lugar cuando por diversos motivos llegan notificaciones a Google de que algún sitio web está utilizando técnicas de posicionamiento web Black Hat SEO. En ese momento, Google empieza a investigar dicho sitio web y llegando en la mayoría a incurrir en penalizaciones.

En ambos casos, la única forma de salir de una penalización es arreglar en primer lugar la causa que la genera, mientras tanto se mantendrá y no podremos mejorar nuestro posicionamiento en buscadores. En determinadas ocasiones en las que la penalización, hay que enviar una solicitud de reconsideración a Google, a través de su herramienta WebMaster Tools.

Principales penalizaciones en posicionamiento

Si bien existen múltiples penalizaciones las hay de muy diverso tipo. Aquí os dejamos algunas de las que creemos son aquellas con las que hay que tener más ojo.

  • Contenido duplicado. Una de las más relevantes para Google en estos momentos. Todo contenido en internet tienen que ser único y original, si detecta que en nuestro sitio web hay contenido duplicado nos meterá automáticamente en una penalización
  • Contenido de baja calidad. Por debajo de las 300 palabras, Google entiende que el contenido no es de calidad sino que intenta ofrecer publicidad o  trabajar técnicas de posicionamiento web poco aceptadas. Por ejemplo, publicar todos los días post de menos de 300 palabras, consiguiendo así “puntos” por actualización de contenidos, pero sin ofrecer calidad en los mismos.
  • Sobreoptimización de palabras clave (Keyword Stuffing). Hay que tener en cuenta la normas sobre densidad de palabras clave que indica Google para no sobre optimizar nuestro sitio web.
  • Spamming Keywords. Similar a la anterior, pero queriendo posicionar palabras concretas en una sola frase o párrafo, a la fuerza: “Trabajamos el SEO porque a Google le gusta el SEO, por eso hacemos SEO y SEO a nuestros clientes para que Google mejore nuestro SEO”
  • Texto oculto. Aunque parezca mentira, en SocieTIC Business Online aún nos hemos encontrado alguna empresa que lo realiza. Consiste en poner palabras clave del mismo color que el fondo de la web para que el usuario no las vea. El no las ve, pero Google sí, por lo que la penalización es inmediata.
  • Compra venta de enlaces. Muy penalizado por Google desde la aparición de Pinguin. Consiste en comprar enlaces que apunten a tu web para conseguir una rápida mejora del posicionamiento en buscadores.
  • Enlaces recíprocos. Similar a la anterior pero entre varias webs afines. Yo pongo un enlace hacia tu web y tu uno hacia la mía.

Director de SocieTIC Business Online, Agencia de marketing online y comunicación 2.0. Consultor de Marketing Online y especialista SEO enfocado en la conversión. Formador y ponente en eventos relacionados con el marketing online y la estrategia en internet, es docente en programas Master, MBA y Postgrado

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *