¿POR QUÉ CONTRATAR A ALGUIEN QUE LLEVE EL SOCIAL MEDIA EN MI EMPRESA, SI PODEMOS HACERLO NOSOTROS?

¿Por qué contratar a alguien que me lleve el social media en la empresa si podemos hacerlo nosotros?Esta pregunta resulta más habitual de lo que parece, especialmente en tiempos de crisis, en los que las empresas (como todos) tienen que apretarse el cinturón. Sin embargo y aunque la respuesta es tan sencilla como obvia, el resultado final no es siempre el esperado y más de una se las ingenia para llevar las redes sociales lo mejor que puede.

Las redes sociales no deben ser vistas como una obligación que se deba imponer a nivel interno, lejos de eso son una excelente forma de comunicar al mundo lo que hacemos, el valor añadido de la empresa, sus compromisos y valores.. y por supuesto, los productos y servicios que ofrezca… No olvidemos que toda estrategia online debe estar orientada hacia la venta, ya sea a corto, medio o largo plazo.
Por experiencia, cuando una empresa se decide a llevar por sí misma las redes sociales por carecer de recursos para contratar a una empresa, acaba pasando más o menos lo siguiente:

  • La empresa encarga / obliga a llevarlas a ese empleado al que “le sobra tiempo”
  • El empleado no sabe qué hacer ni cómo hacerlo, por lo que a corto plazo siempre hay un becario que acaba llevando el tema
  • Se impone a los empleados la obligación de participar en las redes sociales
  • Si no hay política de contenidos ni organización, cada uno publica lo que quiere, por lo que las redes sociales se convierten en algo contraproducente para la empresa
  • En menos de 6 meses se ha abandonado el proyecto y ya no se trabajan las redes sociales en la empresa

Indistintamente de quién lo haga, cuando se inicia un proceso de social media marketing corporativo, hay una serie de prioridades que deben tenerse muy en cuenta y que debe ejecutar alguien que realmente sepa cómo hacerlo.

En primer lugar hay que definir la estrategia y los objetivos que se quieren conseguir. Una vez hecho esto, se debe establecer una política de contenidos que evidentemente conlleva alguien que cree ese contenido original y en el que se hable de la empresa, de lo que hace esta y de su entono / sector. Esta parte del trabajo deberá combinarse con una calendarización adecuada para la publicación de esos contenidos y con una elección adecuada de las redes sociales donde trabajará la empresa.

Por supuesto, debe haber un estricto control a la hora de realizar las publicaciones. Solo una persona debería poder publicar, si bien a los empleados que así lo deseen se les puede dar la opción de participar, siempre bajo un protocolo supervisado por la persona responsable.

Y por supuesto, una vez que se inicia la actividad, de forma continuada en el tiempo, deben corregirse y modificarse cuantas acciones sea necesario sobre la marcha, en base a los datos analíticos recogidos del trabajo realizado…. Y podríamos seguir mucho más.

Conclusión. Pocas empresas pueden a día de hoy permitirse una (o varias) personas que sepan dirigir y ejecutar esta actividad, por no decir coordinarla. Es por esto, que la mayoría de las veces es mucho más rentable y efectivo contratar una empresa externa que se encargue de ello.

En SocieTIC Business Online, por ejemplo, al trabajar como agencia de publicidad y marketing online, podemos no solo llevar las redes sociales corporativas de una empresa, sino también diseñar su página web y realizar un buen posicionamiento que les permita ser más visibles en internet. De esta forma, la empresa optimiza sus costes a la par que obtiene también muchos mejores resultados.

Director de SocieTIC Business Online, Agencia de marketing online y comunicación 2.0. Consultor de Marketing Online y especialista SEO enfocado en la conversión. Formador y ponente en eventos relacionados con el marketing online y la estrategia en internet, es docente en programas Master, MBA y Postgrado

Tags:

1 Comment. Leave new

mktfan.com
14/10/2013 12:03 pm

¿Por qué contratar a alguien que me lleve el social media en la empresa si podemos hacerlo nosotros?

Esta pregunta resulta más habitual de lo que parece, especialmente en tiempos de crisis, en los que las empresas (como todos) tienen que apretarse el cinturón. Sin embargo y aunque la respuesta es tan sencilla como obvia, el resultado final no es siemp…

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *